Mirador de San Benito
19 CR-4131 Almodóvar del Campo Castilla-La Mancha 13415 ES

Interpretación paisajística de la unidades naturales del pie de monte externo de la Sierra La Garganta Madrona y el Macizo de Sierra Madrona-Quintana.

Venta del Zarzoso 10.34 kilometros

Venta de trashumancia, situada junto a la Cañada Real Segoviana. La mayor parte de sus visitantes eran pastores o viajeros hacia y desde la zona cordobesa de los pedroches, así como arrieros y trajinantes.

De nombre bajomedieval, ha llegado intacto hasta la actualidad, así como el edificio de la misma reformado en varias ocasiones. Perteneciente durante casi todo el siglo XVIII a las religiosas franciscanas del convento de la Purísima Concepción de los Pedroches, quienes a principios de siglo decidieron su reparación. La Venta se había incendiado en 1714, destruyéndose la techumbre y quedando sólo en pie las paredes maestras. En 1742 la tenía arrendada Salvador Ramón. Por su alejada situación fue objeto de frecuentes asaltos por bandidos.

Madera, arcones, velas, sillas de enea, suelo empedrado… conserva en la Venta del Zarzoso el ambiente de toda una época.

La Bienvenida 15.83 kilometros

La Bienvenida

Mirador de La Bienvenida 15.95 kilometros

Los volcanes de la Comarca del Valle de Alcudia.

Cañada Real Segoviana 16.13 kilometros

Almodóvar del Campo: Clasificación aprobada por O.M. de 09-03-1948.

Anchura: < 75 m.
Recorrido: 50 km.
Dirección General: De Norte a Sur.

Yacimiento Arqueológico de La Bienvenida 16.56 kilometros

EL YACIMIENTO DE SISAPO – LA BIENVENIDA

INTRODUCCIÓN: EL VALLE DE ALCUDIA EN ÉPOCA ROMANA

La Comarca que hoy constituye el Valle de Alcudia debió incorporarse dentro de los patrones políticos y económicos establecidos por Roma a partir del 180 a.C. Sin duda el principal atractivo ejercido por este territorio en la Antigüedad se asocia con la riqueza metálica de sus filones de cinabrio y galenas argentíferas. El asentamiento romano en esta zona vino de la mano de una explotación económica intensiva centrada directa o indirectamente en la actividad minero-metalúrgica, eje principal a partir del cuál se articuló gran parte del poblamiento de la comarca creándose una red viaria regional.

Las minas empiezan a ser explotadas por los romanos desde el final de las guerras lusitanas, pero el beneficio a gran escala se producirá a partir de finales del siglo II a.C., siendo la primera mitad del siglo I a.C. el momento de mayor actividad.

La implantación territorial de Roma consiste en la potenciación de enclaves preexistentes a su llegada, como La Bienvenida-Sisapo, que hunde sus raíces en el Bronce Final y había sido un importante centro durante la época ibérica. Se trata del núcleo urbano de mayor entidad de la zona y del centro gestor de los recursos mineros.

Directamente en relación con la explotación minera se fundaron nuevos núcleos de diferente categoría:

  • Poblados mineros: Son los lugares de habitación de los trabajadores de una mina.
  • Complejos minero-metalúrgicos: Consiste en una agrupación conformada por un poblado y un centro de transformación del mineral, que se localizan junto a los filones en explotación. El mejor ejemplo es Mina Diógenes (Solana del Pino).
  • Centros metalúrgicos: Se trata de enclaves dedicados a las actividades de transformación metalúrgica. El mejor conocido es Valderrepisa (Fuencaliente).

Una consecuencia fundamental de la presencia romana será la articulación de un entramado viario que facilitara la administración de los recursos minerales. Esta red de comunicaciones aprovechó, en parte, los pasos tradicionales entre las cuencas del Guadiana y el Guadalquivir, sistematizando rutas que habían sido transitadas durante el primer milenio a.C. Una vía principal recorría el Valle de Alcudia longitudinalmente enlazando Sisapo con Mérida y Zaragoza, en tanto que otros caminos de vital importancia minera comunicaban Sisapo con Corduba y Castulo.

Tras el esplendor de la época romana, la explotación del cinabrio será retomada durante el periodo islámico, en tanto que las minas de galenas argentíferas no serán objeto de nuevos trabajos hasta el siglo XVI.

EL YACIMIENTO DE SISAPO – LA BIENVENIDA

Los trabajos de excavación sistemática que se vienen realizando desde 1980 están sacando a la luz restos de un núcleo antiguo que funciona casi interrumpidamente entre fines del siglo VIII o inicios del VII a.C. hasta el siglo V d.C. El momento de fundación se relaciona con la Cultura Tartésica asentada en el Suroeste. Entre el siglo VII y la primera mitad del VI a.C. se desarrolla el Período Orientalizante, durante el cuál el yacimiento permanece abierto a los estímulos derivados de la simbiosis entre los elementos indígenas y los aportes de los contactos con fenicios y griegos a través del sur peninsular. A partir de mediados del siglo VI a.C. y hasta finales del IV a.C. se asiste a la gestión y desarrollo de la Cultura Ibérica perteneciente a la región denominada Oretania.

Los restos constructivos pertenecientes a las primeras fases corresponden a viviendas de planta angular, con los muros de adobe o tapial levantados sobre un pequeño zócalo de piedra y la cubierta de ramajes sobre un entramado de madera (Área 2). Este modelo se mantuvo invariable durante el periodo ibérico antiguo y pleno, época en la que se documentan viviendas con varias habitaciones con hogares en adobe en su interior. A esta fase se ha adscrito también los vestigios de un sistema defensivo. Se trata de una muralla de casamatas; consta de dos muros paralelos y pequeños muretes transversales que conforman estancias comunicadas entre sí, con una clara funcionalidad habitacional, ya sean por almacenes, talleres o para cualquier utilidad.

Los primeros restos que acreditan la presencia romana se remontan a fines del siglo II a.C. Una transformación urbanística importante se produjo a comienzos de nuestra era, consolidándose un nuevo trazado urbano del que se han excavado una calle de estructura porticada –el kardo maximus– en dirección N-S, a la que abren varias tiendas (tabernae) y una enorme casa, a la que denominamos la Domus de las Columnas rojas.

Desde el siglo V d.C. el solar de SISAPO se abandona hasta convertirse en cantera para las construcciones medievales existentes en la aldea, como la Ermita de Nuestra Señora de las Candelas, el cementerio de pastores o la Venta.

Nos hallamos ante un enclave de importancia singular, existen dos documentos epigráficos recuperados en el propio yacimiento que confirman la identidad del núcleo con la capital minera que gestionó la explotación del mercurio y la plata existentes en la vertiente sur de Sierra Morena. Esta actividad constituyo la función esencial del núcleo desde su fundación, tal y como acredita el hallazgo de cuarcita con impregnación en cinabrio en niveles de fines del siglo VIII , comienzos del VII a.C.

Brazatortas, Ciudad Real, España 16.91 kilometros

Antigua venta con puerta de madera en dos hojas, suelo de cantos y baldosas, hogar con bancos y chimenea, una habitación delantera y tres traseras. Cuadras, corrales, anexo con horno para pan. Cámara con piso de tablas de madera. Tejado a dos aguas en teja árabe.

Fuente del Alcornoque 17.61 kilometros

A escasa distancia de la Venta de la Inés se halla la Fuente del Alcornoque, sitio de plática de Marcela y Crisóstomo, y lugar de enterramiento de éste, en el capítulo XII de El Quijote:

“…mandó en su testamento que le enterrasen en el campo como si fuera moro, y que sea al pie de la peña donde está la fuente del Alcornoque,…”.

“No está muy lejos de aquí un sitio donde hay casi dos docenas de altas hayas, y no hay ninguna que en su lisa corteza no tenga grabado y escrito el nombre de Marcela,…”.

Cordel de Tres Ventas y Almadenejos 19.92 kilometros

Almodóvar del Campo: Clasificación aprobada por O.M de 09-03-1948.
Brazatortas: Clasificación aprobada por O.M de 06-09-1947.

Anchura: < 37,5 m.
Recorrido: 37 km.
Dirección General: De E a O. Entre descansaderos de NE a SO.

Venta de la Inés 21.04 kilometros

Situada en el Camino Real de la Plata, cercana a la Venta del Molinillo, encontramos la Venta del Alcalde, que tenía Correo de postas y despacho de estanco. Hoy conocida como Venta de la Inés. Al ser regentada a partir de 1774 y hasta 1807 por Inés Ruiz Castellanos, y documentándose con este nombre por primera vez en 1820 en el Archivo de Almodóvar del Campo.

En Rinconete y Cortadillo Cervantes nos habla de ella:

“A esta sazón pasaron acaso por el camino una tropa de caminantes a caballo, que iban a sestear a la venta del alcalde, que está a media legua más adelante,…”.

Minas del Horcajo 21.48 kilometros

La explotación y poblado minero de El Horcajo se encuentra ubicado en pleno corazón de Sierra Madrona, en el termino municipal de Almodóvar del Campo, a 28 km de la estación de ferrocarril de Veredas. Fue el segundo en importancia de toda la comarca, después del de Villagutiérrez en Villamayor de Calatrava.

El grupo minero del Horcajo se ha caracterizado por el elevado contenido en plata (1,7 a 2 kg de plata y del 68 al 77% de plomo por tonelada de mineral-galena argentífera). La organización y los medios de producción eran de los más avanzados en su momento, por lo que su productividad era de las más altas. A comienzos del siglo XX, la extracción del mineral se hacía con aire comprimido, se trasportaba en un cable flotante de casi un kilómetro hasta el lavadero situado junto al ferrocarril. Los sistemas de desagüe fueron muy importantes, dada la frecuencia en la inundación de las galerías, de esta manera los antiguos malacates accionados por maquinas de vapor, fueron sustituidos por bombas de balancín, estas en 1891 por bombas Rittinger y, por último, estas fueron reemplazadas por bombas centrífugas eléctricas en 1900; siendo la tecnología minera más avanzada del momento en España.

En el cerro donde se ubicaban los pozos mineros y en torno a ellos, se formo un poblado minero que llego a disponer de hospital, farmacia, escuelas, una cooperativa de consumo y sociedades de socorros y recreativa. Además contaba con una iglesia dedicada a San Juan Bautista. En el momento de máximo apogeo de la explotación llego a tener 554 casas y 1876 habitantes. En la actualidad se mantiene en pie la Iglesia, algunos interesantes castilletes de obra, escombreras e instalaciones de lavaderos y talleres. El antiguo trazado del ferrocarril de vía estrecha de principios del siglo XX, nos ha dejado un impresionante túnel de acceso y un formidable puente.

Minas del Horcajo 21.48 kilometros

Minas del Horcajo

Venta de la Inés 21.67 kilometros
Albergue medieval para caminantes y animales de carga, situada al pie del Puerto del Horcajo, donde divergen el camino de los arrieros y el más largo de las antiguas Postas. Tenía Correo de postas y despacho de estanco. De gran tradición histórico-literaria, plasmada en la obra cervantina.

En 1781 aparece con su actual nombre, aunque todavía en el Catastro de Ensenada figuraba con su antiguo nombre, VENTA DEL ALCALDE. Según refiere Cervantes literalmente en Rinconete y Cortadillo, “…a esta sazón pasaron acaso por el camino una tropa de caminantes a caballo que iban a sestear a la Venta del Alcalde, que está media legua más adelante…”. El último documento que hemos encontrado con la mención de su viejo nombre es una prohibición al arrendador del aguardiente en Alcudia, fechada en 1780. Algunos de sus venteros fueron, Baltasar de los Reyes (1711), Jacinto García Lozano (1746), Baltasar García Lozano e Inés Ruiz Castellanos (1781).

A partir de 1779 con la decadencia del camino Real Toledo-Córdoba, las Ventas sufren un deterioro paulatino. A finales del siglo pasado y comienzos del actual conocería un relanzamiento favorecido por las explotaciones mineras del Horcajo.

En la actualidad está habitada, y por ello en buen estado de conservación.

Mirador del Río Valdeazogues 23.02 kilometros

Interpretación paisajística de la Depresión de Almadén-Puertollano y la Sierra Norte de Alcudia.
LIC de los ríos Quejigares y Valdeazogues.

Estación de Caracollera 23.42 kilometros

Estación de Caracollera

Pozo Minero Los Dolores 25.66 kilometros

A 5 Km al sudoeste del grupo minero La Romana-Veredilla se localiza la mina denominada “Los Dolores”, junto a la Cañada Real Segoviana y al margen derecho del camino que unía la estación de ferrocarril de Veredas con Minas del Horcajo. Se trata de una construcción de finales del siglo XIX, compuesta por un castillete de mampostería muy bien conservado, bajo el cual se abre un pozo. En las cercanías podemos apreciar restos de un aljibe y los enganches de los cables tensores que sujetaban la rueda metálica. El filón de mineral esta marcado por algunas rafas visibles en superficie.

Mirador del Puerto de Niefla 25.78 kilometros

Interpretación paisajística de la unidad natural del Valle del Montoro y Robledillo.
La Dehesa del Escorial. Singularidad botánica. Quejigares adehesados.
Las Microrreservas de la Comarca del Valle de Alcudia.

Río Montoro 26.85 kilometros

Río Montoro

Cueva de las Sierpes 26.92 kilometros

Tiene unos 12 metros de profundidad y 2 de altura en su parte más elevada.

Las pinturas se localizan sobre la pared derecha de la cueva, a escasos metros de la entrada. Las figuras más visibles son 2 antropomorfos formados por un triangulo superior y un circulo inferior unidas por una barra vertical, de la que parten los brazos. A su izquierda se aprecia un panel con 5 motivos triangulares, dos de los cuales han sido interpretados como hachas enmangadas, y dos antropomorfos.

Vereda de la Estación 28.79 kilometros

Almodóvar del Campo: Clasificación aprobada por O.M de 09-03-1948.
Brazatortas: Clasificación aprobada por O.M de 06-09-1947.

Anchura: 30 m.
Recorrido: 2,5 km.
Dirección General: De poniente a saliente.

Cordel de Alamillo 29.36 kilometros

Almodóvar del Campo: Clasificación aprobada por O.M de 09-03-1948.
Brazatortas: Clasificación aprobada por O.M de 06/09/1947.

Anchura: < 37,5 m.
Recorrido: 47 km.
Dirección General: De Noroeste a Sureste y de Este a Oeste.

Mostrando 1 - 20 de 94 resultados