Abrevadero del Cerro del Palo
CM-4115 Almodóvar del Campo Castilla-La Mancha 13580 ES

Servidumbre pecuaria de servicio adicional a la trashumancia. Compuesto en su origen por una fuente que abastecía de agua al abrevadero y un pozo dentro de la Vereda del Cristo.

Estación de Caracollera 22.22 kilometros

Estación de Caracollera

Vereda de la Antigua 22.35 kilometros

Mestanza: Clasificación aprobada por O.M de 27-11-1924.

Anchura: < 20 m.
Recorrido: 11,9 km.
Dirección General: De Norte a Sur.

Mina del Encinarejo 22.84 kilometros

A comienzos del siglo XX, en las cercanías de Mestanza, aparece un importante número de explotaciones mineras y de transformación asociadas al descubrimiento del filón denominado “La Gitana” rico en galena y blenda; una de las más importantes fue la del Encinarejo.

Ubicada en la falda del monte homónimo, en la parte mas alta existen dos pozos asociados a tolvas y piscinas de decantación, y una magnifica construcción de una chimenea y edificios anexos pertenecientes a un horno. Junto a este se distribuyen grandes naves compartimentadas realizadas con base de mampostería y alzados de tapial. En la parte central se localizan otras dos bocas de acceso al interior de las galerías. En la parte baja se localizan otras instalaciones de mampostería y tapial posiblemente para alojamiento de obreros y almacenes.

Complejo Minero de Minas de Diógenes 23.04 kilometros

En época romana en este lugar se desarrolló un poblado, una explotación minera y una fundición. El poblado romano se sitúa sobre el espolón, donde se encuentra el poblado minero moderno, dominando el rico filón de galena argentífera y el espacio circundante. Existen dos habitats yuxtapuestos: Diógenes I y Diógenes II.

Diógenes I tuvo una extensión de 6 o 7 Ha, ubicado junto al filón de mineral, el inicio del asentamiento fue a finales del siglo II a C. y su desarrollo durante la primera mitad del siglo I a.C., fue abandonada a mediados del siglo I a.C. La proximidad del yacimiento a la vía Castulo-Sisapo y el acceso al valle de Guadalquivir a través del Jándula, lo pone en relación con el distrito minero de Castulo y la societas castulonensis.

Diógenes II se desarrolló a partir de la primera mitad del siglo I d.C., al oeste de Diógenes I, de cronología altoimperial (siglos I y II d.C.); el poblamiento y explotación minera fue menor que el anterior, aunque existen vestigios de una fundición al norte del asentamiento.

Esta explotación minera posiblemente tuvo continuidad durante el siglo XVI, siendo el momento de máxima expansión a lo largo de los siglos XIX y XX.

En 1892 es adquirida por la Sociedad Minera y Metalúrgica de Peñarroya, cobrando un nuevo auge. El brusco descenso de los precios del plomo, a comienzos de los años 30, hace que se cierre la explotación en 1932. Diez años más tarde, se reanuda la actividad con la instalación de un lavadero de minerales y en 1943 se logra una explotación regular, con más de 2000 toneladas anuales de mineral extraído, y entre 130 y 250 obreros. En 1958 se mejoran las instalaciones del lavadero, hecho que hace aumentar la producción. (Durante los años 60 y 70 únicamente siguen en activo los trabajos, muchas veces de investigación de Diógenes y el lavadero de flotación de La Gitana en Mestanza.)

Se conservan restos de las instalaciones más modernas: restos de las viviendas de los trabajadores de las minas, algunas instalaciones mineras, los lavaderos y una pequeña capilla. También quedan los restos del Balneario de Las Tiñosas. Destacar que todavía se aprecian en superficie las rafas o trincheras de explotación del filón de época romana.

Ha sido la última explotación subterránea de la comarca, procediéndose a su desmantelamiento en 1979.

Mirador del Puerto de Niefla 23.56 kilometros

Interpretación paisajística de la unidad natural del Valle del Montoro y Robledillo.
La Dehesa del Escorial. Singularidad botánica. Quejigares adehesados.
Las Microrreservas de la Comarca del Valle de Alcudia.

Mina de las Pozas 23.76 kilometros

Explotación familiar de pequeña envergadura de mediados del siglo XX, cuya importancia radica en la presencia de unas de las pocas torres metálicas aún existentes en el Valle de Alcudia, dado que en la mayoría de las explotaciones la extracción se llevaba a cabo mediante una polea fijada a un castillete de mampostería realizado con materiales de la zona.

Ventillas 23.91 kilometros

Ventillas

Mirador de Las Tiñosas 23.93 kilometros

Interpretación paisajística de las unidades naturales de la Sierra Sur de Alcudia y del Valle de Alcudia.
Influencia de la actividad minera y puntos de agua hidrominerales.

Venta de la Inés 24.61 kilometros
Albergue medieval para caminantes y animales de carga, situada al pie del Puerto del Horcajo, donde divergen el camino de los arrieros y el más largo de las antiguas Postas. Tenía Correo de postas y despacho de estanco. De gran tradición histórico-literaria, plasmada en la obra cervantina.

En 1781 aparece con su actual nombre, aunque todavía en el Catastro de Ensenada figuraba con su antiguo nombre, VENTA DEL ALCALDE. Según refiere Cervantes literalmente en Rinconete y Cortadillo, “…a esta sazón pasaron acaso por el camino una tropa de caminantes a caballo que iban a sestear a la Venta del Alcalde, que está media legua más adelante…”. El último documento que hemos encontrado con la mención de su viejo nombre es una prohibición al arrendador del aguardiente en Alcudia, fechada en 1780. Algunos de sus venteros fueron, Baltasar de los Reyes (1711), Jacinto García Lozano (1746), Baltasar García Lozano e Inés Ruiz Castellanos (1781).

A partir de 1779 con la decadencia del camino Real Toledo-Córdoba, las Ventas sufren un deterioro paulatino. A finales del siglo pasado y comienzos del actual conocería un relanzamiento favorecido por las explotaciones mineras del Horcajo.

En la actualidad está habitada, y por ello en buen estado de conservación.

Mina del Burcio 24.81 kilometros

Asociada al auge de explotaciones mineras de comienzos del siglo XX, cuyo hilo conductor era el filón de la Gitana, aunque parece contar con trabajos antiguos.

En su estructura se observan las antiguas instalaciones, destacando el castillete, edificios anejos construidos con material volcánico de la Colada del Burcio, plantas de lavado, etc.

El Castillete de extracción de esta mina presenta la característica de estar totalmente construido a base de mampostería y ladrillo visto, como muchos de los castilletes que aún se conservan en la Comarca, su gran robustez servía para soportar las presiones a las que les sometía la máquina de extracción.
Su funcionamiento es igual al de las torres metálicas, con polea en su parte superior y sala de máquinas en edificio contiguo.

Venta de la Inés 24.87 kilometros

Situada en el Camino Real de la Plata, cercana a la Venta del Molinillo, encontramos la Venta del Alcalde, que tenía Correo de postas y despacho de estanco. Hoy conocida como Venta de la Inés. Al ser regentada a partir de 1774 y hasta 1807 por Inés Ruiz Castellanos, y documentándose con este nombre por primera vez en 1820 en el Archivo de Almodóvar del Campo.

En Rinconete y Cortadillo Cervantes nos habla de ella:

“A esta sazón pasaron acaso por el camino una tropa de caminantes a caballo, que iban a sestear a la venta del alcalde, que está a media legua más adelante,…”.

Collado del Águila 25.44 kilometros

Cerca de Solana del Pino, a 1006 metros de altitud, en la unidad natural de la Sierra de la Umbría de Alcudia en la Sierra de la Solana, nos encontramos este yacimiento que presenta unas vistas impresionantes de todo el Valle de Alcudia.

Las pinturas se agrupan en un panel con 11 figuras antropomorfas de tipo ancoriforme, ídolos oculados y varios puntos y barras, concentrados en la parte occidental de la roca.

Cordel de Puerto Suelta 25.51 kilometros

Fuencaliente: Clasificación aprobado por O.M de 18-12-1959.

Anchura: < 37,5 m.
Recorrido: 23 km.
Dirección General: De Sur a Norte.

Brazatortas, Ciudad Real, España 26.01 kilometros

Antigua venta con puerta de madera en dos hojas, suelo de cantos y baldosas, hogar con bancos y chimenea, una habitación delantera y tres traseras. Cuadras, corrales, anexo con horno para pan. Cámara con piso de tablas de madera. Tejado a dos aguas en teja árabe.

Río Montoro 26.19 kilometros

Río Montoro

Yacimiento Arqueológico de La Bienvenida 26.48 kilometros

EL YACIMIENTO DE SISAPO – LA BIENVENIDA

INTRODUCCIÓN: EL VALLE DE ALCUDIA EN ÉPOCA ROMANA

La Comarca que hoy constituye el Valle de Alcudia debió incorporarse dentro de los patrones políticos y económicos establecidos por Roma a partir del 180 a.C. Sin duda el principal atractivo ejercido por este territorio en la Antigüedad se asocia con la riqueza metálica de sus filones de cinabrio y galenas argentíferas. El asentamiento romano en esta zona vino de la mano de una explotación económica intensiva centrada directa o indirectamente en la actividad minero-metalúrgica, eje principal a partir del cuál se articuló gran parte del poblamiento de la comarca creándose una red viaria regional.

Las minas empiezan a ser explotadas por los romanos desde el final de las guerras lusitanas, pero el beneficio a gran escala se producirá a partir de finales del siglo II a.C., siendo la primera mitad del siglo I a.C. el momento de mayor actividad.

La implantación territorial de Roma consiste en la potenciación de enclaves preexistentes a su llegada, como La Bienvenida-Sisapo, que hunde sus raíces en el Bronce Final y había sido un importante centro durante la época ibérica. Se trata del núcleo urbano de mayor entidad de la zona y del centro gestor de los recursos mineros.

Directamente en relación con la explotación minera se fundaron nuevos núcleos de diferente categoría:

  • Poblados mineros: Son los lugares de habitación de los trabajadores de una mina.
  • Complejos minero-metalúrgicos: Consiste en una agrupación conformada por un poblado y un centro de transformación del mineral, que se localizan junto a los filones en explotación. El mejor ejemplo es Mina Diógenes (Solana del Pino).
  • Centros metalúrgicos: Se trata de enclaves dedicados a las actividades de transformación metalúrgica. El mejor conocido es Valderrepisa (Fuencaliente).

Una consecuencia fundamental de la presencia romana será la articulación de un entramado viario que facilitara la administración de los recursos minerales. Esta red de comunicaciones aprovechó, en parte, los pasos tradicionales entre las cuencas del Guadiana y el Guadalquivir, sistematizando rutas que habían sido transitadas durante el primer milenio a.C. Una vía principal recorría el Valle de Alcudia longitudinalmente enlazando Sisapo con Mérida y Zaragoza, en tanto que otros caminos de vital importancia minera comunicaban Sisapo con Corduba y Castulo.

Tras el esplendor de la época romana, la explotación del cinabrio será retomada durante el periodo islámico, en tanto que las minas de galenas argentíferas no serán objeto de nuevos trabajos hasta el siglo XVI.

EL YACIMIENTO DE SISAPO – LA BIENVENIDA

Los trabajos de excavación sistemática que se vienen realizando desde 1980 están sacando a la luz restos de un núcleo antiguo que funciona casi interrumpidamente entre fines del siglo VIII o inicios del VII a.C. hasta el siglo V d.C. El momento de fundación se relaciona con la Cultura Tartésica asentada en el Suroeste. Entre el siglo VII y la primera mitad del VI a.C. se desarrolla el Período Orientalizante, durante el cuál el yacimiento permanece abierto a los estímulos derivados de la simbiosis entre los elementos indígenas y los aportes de los contactos con fenicios y griegos a través del sur peninsular. A partir de mediados del siglo VI a.C. y hasta finales del IV a.C. se asiste a la gestión y desarrollo de la Cultura Ibérica perteneciente a la región denominada Oretania.

Los restos constructivos pertenecientes a las primeras fases corresponden a viviendas de planta angular, con los muros de adobe o tapial levantados sobre un pequeño zócalo de piedra y la cubierta de ramajes sobre un entramado de madera (Área 2). Este modelo se mantuvo invariable durante el periodo ibérico antiguo y pleno, época en la que se documentan viviendas con varias habitaciones con hogares en adobe en su interior. A esta fase se ha adscrito también los vestigios de un sistema defensivo. Se trata de una muralla de casamatas; consta de dos muros paralelos y pequeños muretes transversales que conforman estancias comunicadas entre sí, con una clara funcionalidad habitacional, ya sean por almacenes, talleres o para cualquier utilidad.

Los primeros restos que acreditan la presencia romana se remontan a fines del siglo II a.C. Una transformación urbanística importante se produjo a comienzos de nuestra era, consolidándose un nuevo trazado urbano del que se han excavado una calle de estructura porticada –el kardo maximus– en dirección N-S, a la que abren varias tiendas (tabernae) y una enorme casa, a la que denominamos la Domus de las Columnas rojas.

Desde el siglo V d.C. el solar de SISAPO se abandona hasta convertirse en cantera para las construcciones medievales existentes en la aldea, como la Ermita de Nuestra Señora de las Candelas, el cementerio de pastores o la Venta.

Nos hallamos ante un enclave de importancia singular, existen dos documentos epigráficos recuperados en el propio yacimiento que confirman la identidad del núcleo con la capital minera que gestionó la explotación del mercurio y la plata existentes en la vertiente sur de Sierra Morena. Esta actividad constituyo la función esencial del núcleo desde su fundación, tal y como acredita el hallazgo de cuarcita con impregnación en cinabrio en niveles de fines del siglo VIII , comienzos del VII a.C.

Mirador de La Bienvenida 27.11 kilometros

Los volcanes de la Comarca del Valle de Alcudia.

La Bienvenida 27.3 kilometros

La Bienvenida

Fuente del Alcornoque 27.35 kilometros

A escasa distancia de la Venta de la Inés se halla la Fuente del Alcornoque, sitio de plática de Marcela y Crisóstomo, y lugar de enterramiento de éste, en el capítulo XII de El Quijote:

“…mandó en su testamento que le enterrasen en el campo como si fuera moro, y que sea al pie de la peña donde está la fuente del Alcornoque,…”.

“No está muy lejos de aquí un sitio donde hay casi dos docenas de altas hayas, y no hay ninguna que en su lisa corteza no tenga grabado y escrito el nombre de Marcela,…”.

Fuente del Almirez 27.44 kilometros

Fuente del Almirez

Mostrando 41 - 60 de 94 resultados